Personaliza tu búsqueda

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y como parte de una dieta diversificada desde los 6 meses hasta los 2 años o más.

La vitamina D es un componente clave en el crecimiento y el desarrollo de niños y adolescentes, que influye en una gran cantidad de funciones. Después de este tiempo, no se hace ningún esfuerzo para garantizar un índice de vitamina D suficiente. Esto resulta sorprendente teniendo en cuenta la gran necesidad de vitamina D durante este periodo de tiempo tan importante.